Bosch, una empresa de amplia tradición en el mercado, que se distingue por su gran calidad y sus soluciones de vanguardia, impulsa la seguridad industrial con soluciones que van mucho más allá de los tradicionales sistemas de alarma, videovigilancia y control de acceso.

Bosch desarrolla tecnología para la vida porque entiende que la evolución tecnológica debe traer consigo un impacto positivo para la gente. La seguridad industrial es un ejemplo de cómo esta transformación puede mejorar los productos y servicios aplicados para garantizar la integridad de los colaboradores de toda empresa y optimizar sus procesos.

Tecnologías que conectan seguridad y protección industrial

Como líder global en la provisión de seguridad, el trabajo de Bosch está guiado por las necesidades de sus clientes, con la idea siempre en mente de ofrecer perfección. Esta experiencia permite que ayude a sus clientes empezando por determinar y comprender sus necesidades. Más que aportar soluciones inteligentes, Bosch busca ser el socio ideal.

El objetivo de la compañía es la satisfacción de sus clientes, para ello ha optimizado sus soluciones de seguridad industrial de forma personalizada. Los sistemas de video, por ejemplo, van más allá de la generación de imágenes; cuando se integran al análisis de vídeo y software de gestión en almacenes pueden hacer mucho más que monitorear y generar alertas.

Es posible utilizar estas soluciones para el seguimiento de envíos urgentes o prioritarios, el inventario virtual en tiempo real y la implementación de áreas de seguridad que funcionan como divisiones invisibles. Este es un ejemplo de una aplicación en un ambiente complejo: una solución inteligente Industry 4.0.

La compañía cuenta también con cámaras para ambientes oscuros y con visión limitada, capaces de detectar llamas y humo. Su tecnología identifica con rapidez el foco del incendio y evita los percances durante el proceso. Esta solución forma parte de los sistemas de detección de incendios y se utiliza en ambientes con partículas en suspensión o techo alto, evitando incidentes. Y, si es necesario, su sistema de sonido y alarma por voz reproduce mensajes personalizados para una evacuación tranquila.

Las posibilidades no paran ahí. Las soluciones pueden recibir configuraciones de varias reglas y, cuando alguna de ellas no se cumple, se envía una alerta al operador del sistema de seguridad. Una aplicación práctica está en la seguridad perimetral con la identificación de objetos abandonados o retirados.

Y aún en entornos restringidos, donde la entrada es controlada, se puede utilizar la doble verificación y, además, sensores de intrusión con tecnología capaz de identificar cuando el equipo ha sido cubierto o violado.

Lo que distingue a Bosch

Bosch combina la tradición alemana y la calidad latina para innovar y ofrecer seguridad y protección en las condiciones más exigentes. Su experiencia de más de 133 años y una amplia cartera de clientes le permite ofrecer diferenciales únicos, como por ejemplo la precisión de los análisis y el bajo nivel de falsas alarmas.

Independientemente del giro de una empresa o de la complejidad que demande, esta compañía está en capacidad de satisfacer las especificaciones de seguridad que esta requiera, con eficiencia superior. Para Bosch es un gran orgullo su capacidad de desarrollo, de adaptación, personalización e integración de soluciones.

Hacer un monitoreo más eficiente contribuye a la prevención de incidentes y permite una respuesta rápida a las potenciales situaciones de riesgo.