Medio centenar de estudiantes graduandos de carreras afines a la construcción participaron en un seminario de introducción a las normas de seguridad como parte de su práctica profesional para prevenir riesgos y, en caso de que se presenten, saber cómo actuar.

El seminario fue organizado por la Cámara Panameña de la Construcción (CAPAC) a través de su Dirección de Gestión y se desarrolló durante una jornada en el Instituto de Capacitación de la Industria de la Construcción (ICIC).

Los participantes, integrados al programa de becas de la CAPAC, provenían de los Institutos Profesionales y Técnicos Ángel Rubio, Louis Martins y de La Chorrera.

El seminario fue dictado por Lourdes Guevara, de la empresa constructora Díaz y Guardia; Katherine Mendoza del Grupo Argentino de Inversiones; y Leonel Morales, de la Dirección Técnica y de Seguridad de la CAPAC.

“Son jóvenes que forman parte del programa de becas, a los que debemos enseñarles a qué se enfrentarán, para que su práctica la realicen de forma segura y no sean un factor de riesgo”, explicó María de Lourdes Chanis, directora de Gestión Institucional de la CAPAC.

Introducción a la seguridad ocupacional en el sector construcción, equipos de protección personal y trabajos en altura, fueron los temas desarrollados.

“La CAPAC busca hacerle una inducción sobre seguridad y salud ocupacional a los futuros ingenieros, arquitectos y soldadores para que vayan preparados sobre lo que podrán encontrar en campo, y así prevenir tragedias que les ocurra ellos o a otros”, dijo Guevara, que en su exposición abordó conceptos teóricos sobre seguridad, accidentes, peligros y riesgos.

Mendoza, especialista en seguridad, dio a conocer las funciones del equipo empleado para protección del cráneo, ojos, cara, oídos, vías respiratorias, manos, pies, cuerpo y trabajos en altura.

“Es importante que utilicen correctamente el equipo de protección para prevenir riesgos como los de altura, porque si estás en el borde de losas y no llevas el arnés con la respectiva línea de vida, puedes caer al vacío o en los espacios que se dejan a los elevadores”, advirtió Mendoza.

Morales expuso, finalmente, lo que se puede o no hacer en trabajos de altura. “Se usan programas como el de sistema de Análisis de Trabajo Seguro que comprende las condiciones en las cuales va a laborar, el equipo que tiene que usar y el tiempo de exposición”, precisó Morales.

Agradecidos con la CAPAC por el conocimiento brindado, los estudiantes participantes expresaron su satisfacción por haber culminado una jornada de introducción a las normas de seguridad en la construcción.

Cada año 317 millones de personas en todo el mundo son víctimas de accidentes laborales, según estadísticas de la Organización Mundial del Trabajo (OIT), situación que impulsa a la CAPAC, dentro de su programa de responsabilidad social empresarial, a realizar capacitaciones para garantizar la seguridad y proteger la vida de los trabajadores.