Por lo pronto “No” se podrá aumentar el presupuesto para seguridad en el país, aunque México sufra una emergencia nacional en esa materia, dijo Alfonso Durazo, a quien Andrés Manuel López Obrador designó para ser el próximo secretario de Seguridad Pública.

En un discurso pronunciado luego de recibir las conclusiones de siete mesas de trabajo en los “Diálogos sobre seguridad y desarrollo policial”, advirtió que, entre otras medidas, en México primero se debe fortalecer a las policías municipales aunque para ello se requieren recursos económicos.

El presupuesto de 0.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) destinado a seguridad es insuficiente, y al menos se debería triplicar, pero aclaró que, de momento, es imposible aumentar esas cifras, ante los retos en materia de pobreza y desigualdad social.

El futuro secretario de Seguridad Pública estuvo de acuerdo en certificar no sólo a los policías en lo individual, sino a las instituciones policiacas en su conjunto, porque es necesario que haya procesos más eficientes.

De la misma manera, se planteó la necesidad de derogar la Ley de Seguridad Interior y de adecuar los esquemas de inteligencia para hacerla más eficaz, rescatando y ampliando la Plataforma México, sin descuidar los esquemas de rendición de cuentas, con participación de la sociedad.